Cuevas en Asturias



CUEVA DE TITO BUSTILLO

www.centrotitobustillo.com

La Cueva de Tito Bustillo es una cueva con pinturas prehistóricas desde el 22000 hasta el 10000 antes de Cristo. Situada en el concejo de Ribadesella, fue descubierta en 1968 por el grupo de espeleología Torreblanca, entre los que se encontraba Celestino Bustillo, llamado «Tito Bustillo». Dias más tarde "Tito" fallece en un accidente de montaña y en su honor ponen su nombre a estas cuevas. Está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008, dentro del sitio «Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España».

La cueva de Tito Bustillo es uno de los conjuntos rupestres mundiales del arte paleolítico. El 7 de julio de 2008, el Comité Permanente de la UNESCO incluyó este yacimiento en su selecto listado de Patrimonio Mundial junto a otras cuatro cuevas asturianas (El Pindal, La Peña de Candamo, Llonín y la Covaciella) y a nueve más de Cantabria y País Vasco.




CUEVA DE "EL SOPLAO"

www.elsoplao.es

El Soplao es una cueva situada en los municipios de Rionansa, Valdáliga y Herrerías en Cantabria (España). Es considerada una cavidad única a nivel mundial por la calidad y cantidad de las formaciones geológicas (espeleotemas) que alberga en sus 17 kilómetros de longitud total, aunque sólo 6 están abiertos al público. En ella se encuentran formaciones poco comunes como helíctitas (estatalactitas excéntricas que desafían la gravedad) y "draperies" (sábanas o banderas traslúcidas colgando del techo). Su formación data del Mesozoico, concretamente del periodo Cretácico, hace 240 millones de años.

La cavidad fue descubierta accidentalmente durante las labores de perforación minera siendo aprovechada posteriormente para la extracción de minerales (en la visita guiada se accede únicamente a dos de las ocho galerías). Durante su explotación, muchas familias de la zona se sustentaban con los ingresos que obtenían de esa actividad minera, compaginada con la ganadera. Tras décadas de abandono, la espeleología, y en concreto el Espeleo Club Cantabro Universitario desde el año 1975, descubrió su auténtico valor geológico.




CUEVA DEL PINDAL

tematico.asturias.es/cultura/yacimientos/pindal.html

La Cueva del Pindal se sitúa en las proximidades de la localidad de Pimiango (concejo de Ribadedeva), en el Oriente del Principado de Asturias, muy cerca del límite con Cantabria. Posee una planta lineal en la que se distinguen dos sectores: el oriental, abierto al público, y el occidental, de acceso restringido. Esta cueva posee unas pinturas rupestres conocidas ya desde 1908. Está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008, dentro del sitio «Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España».

La zona protegida consta de una superficie de 68 ha. Cerca del pueblo de Peón, en el concejo de Villaviciosa en Asturias. La cueva propiamente dicha está entre puente Arroes y la localidad de Peón, junto al río España. Probablemente esta cueva se la de mayor dimensión dentro del jurásico asturiano, siendo su única entrada conocida por el río España mediante un acuífero a orillas del río. Se trata de una cueva con abundantes derrumbes lo que la hace bastante peligrosa para su investigación. En la vida animal cabe destacar la presencia de murciélago de cueva y mediterráneo de herradura y mucho más esporádicamente la del murciélago ratonero grande, murciélago pequeño de herradura.




CUEVA DE "PEÑA DE CANDAMO"

tematico.asturias.es/cultura/yacimientos/candamo.html

La cueva de Candamo o la caverna de la peña de Candamo está situada en el concejo asturiano de Candamo en el pueblo de San Román. Está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008, dentro del sitio «Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España».

Fue descubierta por un paisano apodado "El Cristo" en la segunda mitad del siglo XIX. Oficialmente descubierta en 1914 y, en 1919, Eduardo Hernández Pacheco publicaría un estudio científico de la misma. Es una cueva natural con unos sesenta metros de largo. Cronológicamente se data en 18.000 años, en el llamado periodo solutrense, aunque se discute si algunos de los grabados pertenecen a momentos anteriores (la "foca", ~30.000 años), o posteriores (grabados de fauna menos fría, o puntos negros, ~13.000 años).




CUEVA DEL SIDRÓN

La cueva de El Sidrón es la cavidad asturiana (España) más grande de conglomerados terciarios; sirve de refugio a cinco especies de quirópteros y cuenta con dos nuevas especies de coleópteros. La cavidad posee, asimismo, un yacimiento prehistórico con algunas pinturas rupestres (varios signos de color rojo) y se ha encontrado material fósil de hombre de neandertal.

Hasta la fecha, la cueva de El Sidrón, ha aportado unos 1400 fragmentos óseos, entre huesos y dientes, además de industria lítica y restos de animales.

En un estudio de 2010 realizado a ADN obtenido de los huesos de esta cueva y otras tres de Europa se ha publicado la hipótesis de la compartición de material genético entre neandertales y humanos euroasiáticos actuales.