De imponente fachada a orillas del río Sella, donde en los días claros se pueden contemplar los Picos de Europa desde sus confortables galerías acristaladas.

La Casona construida por los Hnos García Miyar a principios de siglo, ha sido reformada en el año 2000 y convertida en cómodo hotel.

La Casona difícilmente es un hotel en el sentido convencional de la palabra, su dueña Paloma tampoco lo és, sin embargo siempre está encantada de compartir sus conocimientos sobre paseos, playas, restaurantes con encanto o solo efectuando reservas y traduciendo.

Cada una de nuestras 14 habitaciones es distinta pero todas ellas alegres y acogedoras. Y como los hoteles son para dormir, nuestras camas son confortables, ricas sábanas de algodón, edredones y almohadas de ensueño.

Y al despertar deliciosos desayunos le están esperando hasta el mediodía en nuestra terraza sobre el río.

En los días de invierno encendemos la chimenea del salón donde relajarse confortablemente saboreando los recuerdos, colores, sabores, olores y planeando el día siguiente.

Asturias es una aventura que te sorprenderá, déjate llevar por sus estrechas carreteras, ríos sinuosos, acantilados al borde del mar: Todo tan cerca y todo tan lejos.

Desde la lectura en la galería de su habitación puede llegar a la cima de sus montañas, senderismo, paseos a caballo, descensos en canoa…

Y para los más tranquilos visitar nuestras aldeas, cuevas prehistóricas, muestras de arte románico y prerrománico o simplemente disfrutar de nuestra gastronomía y de la amabilidad de los asturianos.